¿Cómo podemos hacer una carta de recomendación?

Cartas-de-recomendacion

En otra publicación anterior ya hemos hablado acerca de lo que es una carta de recomendación personal. La carta de recomendación es un documento escrito en el que se reflejan las actitudes de una persona pero no dichas por él mismo, sino por quien lo ha evaluado es decir, recoge opiniones y demás anotaciones que ha hecho el individuo que anteriormente ha compartido con él cualquier tipo de detalle profesional: han trabajado juntos en la misma empresa o departamento, estudiaron al mismo tiempo en la escuela o curso profesional, etc.

Cartas-de-recomendacion

Estructura para hacer una carta de recomendación

Todo documento que escribamos debe ceñirse a una estructura determinada y, si ese documento del que estamos hablando en cuestión es una carta de recomendación, nos encontramos ante algo que puede formar parte de la decisión final del candidato por eso en esta publicación, queremos enseñarte a hacer correctamente una carta de recomendación:

Primeramente, debes reunir toda la información que sea necesaria sobre la persona que vas a recomendar por eso, si no estás muy seguro, lo mejor es que te hagas con el currículum vitae y la vida laboral en general de la persona que estás recomendando; recuerda que cualquier tipo de información puede ser relevante.

Dicho esto, pasamos a elaborar la estructura de cualquier carta de recomendación:

Primer párrafo

En este primer párrafo de la carta de recomendación lo que debemos exponer es de qué conocemos a la persona que estamos recomendando y por qué estás cualificado para hacerla tú: por ejemplo, si has trabajado con él en el mismo departamento.

Segundo párrafo

Este segundo párrafo de la carta de recomendación recoge todo lo referido al candidato es decir, en él debemos anotar por qué este es la persona idónea para el puesto, cuáles son sus virtudes y los conocimientos que lo diferencian del resto de candidatos que hay en el proceso de selección.

Tercer párrafo

Este último punto de la carta de recomendación incluye la información sobre la forma en que coinciden las aptitudes de la persona que estamos recomendando con las aptitudes que necesita el puesto en cuestión. Para este apartado final es muy importante que pidas una copia del currículum y conozcas bien las características y valores que tiene el individuo además de cómo saber responder ante cualquier situación.

En definitiva, toda la información que se pueda recopilar de una persona, será buena para hacer una carta de recomendación tal y como la pide el demandante. Recordemos que con las cartas de recomendación personal únicamente estamos tratando de ayudar al individuo acerca del cual escribimos.

Las cartas de recomendación por lo general, suelen ser un documento de apoyo a nuestro currículum vitae. Cuando hacemos una entrevista o estamos para pasar un proceso de selección, cualquier dato en nuestro beneficio que podamos aportar será interesante en este caso, la carta de recomendación es un ejemplo infalible para superar con creces nuestra prueba.

Hacer-carta-de-recomendacion

¿Cómo puedo hacer una carta de recomendación personal?

Una carta de recomendación debe estar redactada de manera muy profesional, con detalles muy concisos y sin faltas de ortografía; debemos recordar que este tipo de documento va dirigido a una entidad o potencia importante, ya que es la siguiente de la que el candidato querrá formar parte por eso, debemos dar lo mejor de nosotros mismos.

En la carta de recomendación o de referencia debemos incluir la lista de logros que tiene la persona que estamos recomendando para que quien la recibe, sea consciente de lo mucho que vale el candidato y sobre todo, de que es la persona ideal para el puesto.

¿Quién debe hacer una carta de recomendación?

A primera vista, cualquier persona podría escribir la carta de recomendación. Sin embargo, es muy importante que quien se decida a hacerlo, sea un individuo o entidad que previamente haya trabajado con el protagonista de la carta de recomendación.

Este punto que comentamos es muy importante, ya que aquel que está desarrollando la carta de recomendación debe ser consciente de toda la valía que tiene el candidato.

La persona que se decide a hacer una carta de recomendación tiene que convencer, atraer e impactar a quien la está leyendo. Por lo general, este documento es una pieza decisiva, que junto con el currículum vitae, pueden determinar que el individuo al cual estamos recomendando sea el elegido para el puesto.

Errores que no puedo cometer al hacer una carta de recomendación

Como ya hemos visto, ni todas las personas estamos capacitadas para hacer una carta de recomendación, ni hacer una carta de estas características es algo extremadamente sencillo; por un lado, debemos tener un sentido de la redacción impecable: no cometer faltas de ortografía, no tener incoherencias estructurales, ser limpios a la hora de escribir y sobre todo, tener los conocimientos necesarios acerca de la persona a la que estamos recomendando.

Ya hemos puntuado anteriormente también que la carta de recomendación está destinada a ayudar a una persona a encontrar trabajo por tanto, si sabemos que hay algún aspecto negativo (siempre y cuando no sea de un peso que pueda perjudicar a la nueva empresa en la que va a trabajar) de esa persona es conveniente que no hagamos mención al mismo, ya que por mínimo que sea, puede repercutir negativamente en la decisión final de la entrevista o proceso de selección e incluso, en lo que se refiere a su carrera profesional en general.

Conseguir-trabajo

¿Puedo conseguir un trabajo sin necesidad de una carta de recomendación?

Sí, la carta de recomendación es sencillamente un documento adicional que te dará más puntos positivos a la hora de optar por un empleo. No obstante, el único documento que por obligación te exigen en casi todos los procesos de selección, es el currículum vitae por tanto, la carta de recomendación, vista desde esta perspectiva, no es necesaria para que superes una entrevista de trabajo.

A favor de la carta de recomendación debemos decir que, como documento opcional, sí te da muchas más posibilidades a la hora de conseguir un trabajo puesto que, se entiende que la ha escrito una persona o entidad que anteriormente a trabajado contigo y que ha quedado muy contento con tu trabajo.

¿Qué son las cartas de presentación?

Cartas-de-presentacion

Las cartas de presentación son sumamente importantes para encontrar trabajo. Una carta de presentación actúa como tu señal principal de identidad a la hora de dirigirte a una persona o empresa de la que estás interesado formar parte por eso, debemos cuidar con el máximo detalle todo lo que ponemos en las cartas de presentación, ya que esta hablará de nosotros y puede que le de la impresión definitiva al contratante para que te escoja a ti de entre el resto de candidatos.

¿Qué son exactamente las cartas de presentación?

Las cartas de presentación como hemos dicho, son un sello de identidad que haces llegar a una empresa indicando que estás interesado en el puesto vacante que ofrecen en ese momento. Después de nuestro currículum vitae las cartas de presentación, son el documento estrella para decir que existimos y que queremos ese trabajo para nosotros.

Cartas-de-presentacion

¿Cual es la función de las cartas de presentación?

La función principal de las cartas de presentación es destacar el potencial del empleador es decir, una carta de presentación nos ayudará, junto con nuestro currículum vitae, a que el departamento de selección de personal o la parte contratante se fije en nosotros para ello, las cartas de presentación deben seguir unas pautas que marcaremos más adelante.

Las cartas de presentación tienen que ser directas, tener fuerza, marcar la diferencia y asegurar el potencial del candidato. Por lo general, un currículum vitae tiene ya una estructura predeterminada y, se limita a indicar aquello que hemos hecho, la experiencia laboral que tenemos o los estudios académicos que hemos realizado. Sin embargo, las cartas de presentación son mucho más “libres”, más abiertas y espontáneas en ellas, puedes manifestar todo lo que creas que te puede beneficiar para conseguir el puesto de trabajo al que aspiras por eso, nunca te olvides de lo importante que puede llegar a ser una carta de presentación.

¿Realmente son tan importantes las cartas de presentación?

Sí, las cartas de presentación juegan un papel mucho más interesante del que muchos pensamos. Algunas personas cuando están buscando trabajo y ven una oferta para las que pueden ser un buen candidato, se limitan a dejar su currículum vitae sin más, esto en parte, es un error.

Con las nuevas tecnologías y el uso diario del correo electrónico las cartas de presentación han cobrado más fuerza que nunca y es que si te encuentras con una oferta de trabajo que dice “mande su currículum vitae a esta dirección de correo electrónico” nunca debemos limitarnos a enviar el currículum sin más, es mucho mejor que elaboremos una pequeña presentación para indicar nuestro interés en el puesto que ofrecen.

Hacer-cartas-de-presentacion

¡Te sorprenderían la cantidad de empresas o particulares que cuando ven un currículum vitae sin ni siquiera un cordial saludo, eliminan el CV sin tan siquiera leerlo! Esto, ocurre muchas más veces de las que creemos básicamente porque la idea de las empresas casi siempre es la promoción, publicidad y venta y si nosotros no sabemos vendernos a nosotros mismos, poco podremos hacer con el resto. Otras empresas ven esto como una falta total de educación por lo que no se molestan en leer un currículum de una persona que ni siquiera se ha parado a presentarse.

Escribir-cartas-de-presentacion

Con este punto esperamos que sepas la importancia que tienen las cartas de presentación y que reconsideres que muchas veces el currículum es para elaborar los conocimientos y la experiencia (que lógicamente es necesario para optar al puesto) y las cartas de presentación una forma de decir que tú eres el candidato ideal y que nadie podrá desempeñar mejor el puesto vacante.

3 Tipos de Currículum

Los tres tipos de Currículum

Existen tres formatos básicos de presentación del Currículum o tipos de currículum los cuales te sirven de guía para facilitar su elaboración. Se trata de plantillas de presentación más no del desarrollo del contenido, el cual debes adaptarlo a cada empresa y cargo al cual apliques.

a)      Currículum Cronológico

b)      Currículum Funcional

c)      Currículum Combinado

Tipos de Currículum: Currículum Cronológico

El Currículum Cronológico como su nombre lo indica, estimula a que se resiente tanto la educación como la experiencia laboral en forma cronológica, iniciando por el estudio o empleo actual o más reciente y terminando por el más antiguo.

Esta presentación cronológica aplica cuando las responsabilidades y títulos de los cargos desempeñados van en ascenso permanente, permitiendo visualizar rápidamente la posición actual.

Tipos de Currículum: Currículum Funcional

El Currículum Funcional te invita a escribir tu experiencia no por fecha de antigüedad sino por tipo de funciones. Por ejemplo, las funciones que se relacionan con el liderazgo o con la creatividad o con las relaciones públicas o con la solución de problemas.

Esta presentación funcional es muy útil cuando el cargo al cual se aplica es muy especializado y requiere mostrar unas destrezas específicas.

Tipos de Currículum: Currículum Combinado

El Currículum Combinado es una mezcla de los dos anteriores, en donde parte del contenido se presenta cronológicamente y otra parte se presenta en forma funcional. Se podría decir que es una presentación más completa del Currículum que se adapta a las necesidades de cada empresa.

Para la comunidad europea existe el formato denominado Currículum Europeo, que se asemeja más al Curriculum Cronológico, porque se presenta la experiencia por antigüedad, y ofrece la ventaja de que al aplicar a un puesto de un país europeo, se va a la fija con la etiqueta y normas de presentación.

Objetivo del Currículum

Cuál es el objetivo del Currículum?

El objetivo del Currículum u hoja de vida es venderte como persona y profesional. Lo cual significa necesariamente que vas a escribir los datos más relevantes de tu personalidad, habilidades, capacidades, estudios y experiencia laboral.

Si se trata de determinar un objetivo de corto plazo para el Curriculum vitae, te diríamos que es dejar una muy buena primera impresión, la suficiente para que sigas en el proceso de selección y te inviten a participar de la entrevista, que es una fase superior y cercana a la selección definitiva.

Como hacer un Currículum vitae de acuerdo con el objetivo de venta? Sin duda resaltando en el contenido tus cualidades intelectuales y prácticas relacionadas con el puesto que están seleccionando.

Por ejemplo, para aplicar a un puesto de Gerente de Marketing sería muy importante mostrar en el Currículum tu capacidad Creativa como fuente de desarrollo de nuevos productos, tu alta sensibilidad a las Necesidades de los Clientes para poder predecir sus comportamientos futuros, la mente Estratégica para encontrar los valores agregados en todo lo que tocas, el don de líder que te ha permitido coordinar con éxito los más disimiles profesionales y expertos en el ramo, entre otras tantas virtudes.

Reglás básicas para escribir el curriculum

Recuerda que si deseas aprender Como hacer un Currículum vitae debes seguir los siguientes reglas fundamentales:

1)      Selecciona un formato genérico de presentación y baja una plantilla para que te sirva de guía. Si vas a aplicar a un puesto de trabajo en un país de Europa, sin duda elegirás el Currículum Europeo. Para cargos especializados, el mejor es el Currículum Funcional, si cuentas con una vasta experiencia en ascenso e ininterrumpida podrías elegir el Currículum Cronológico, y para un Currículum a la medida de la empresa te conviene el Curriculum Combinado.

2)      Revisa con cuidado las exigencias del puesto de trabajo al cual estás aplicando, para cotejar las con tus conocimientos y experiencia, los cuales debes mostrar en forma directa y sin rodeos.

3)      Has una lista de tus diferenciadores, tu valor, tus logros y resultados en cada etapa de tu vida laboral y de formación, porque toda esta información es la clave a mostrar en tu Currículum.

4)      Se trata de una venta personal así que no tengas miedo de darte a conocer con impacto. Recuerda que sólo contarás con unos pocos segundos para que te valoren y te elijan como candidato para la entrevista.

5)      Las personas no tienen tiempo de leer mucha información y menos si es redundante y no es contundente. Tu Currículum no debe pasar de una página, así que trata de condensar y decir lo importante.

Cómo hacer un buen currículum vitae

Hacer-un-buen-curriculum

Hacer un buen currículum es una pieza fundamental para encontrar trabajo. En el currículo plasmamos todo lo que sabemos, los conocimientos que tenemos y la formación académica además de la experiencia laboral que hemos adquirido.

Sin embargo, hacer un currículum no es fácil de hecho, existen algunos especialistas que destacan en la elaboración de currículo y que marcan las pautas que deberíamos tener en cuenta a la hora de diseñar uno formalizado.

Hacer-un-buen-currículum

¿Cómo hacer un buen currículum?

Se podría decir que esta es la pregunta que todos nos hacemos cuando nos sentamos frente al ordenador o a la hoja para estructurar nuestro currículo y es que hacer un currículum a primera vista puede ser sencillo en cambio hacer un buen currículum ya no lo es tanto por tanto, en esta publicación nuestra idea principal es enseñarte a cómo hacer un buen currículum y así, puedas triunfar en tu próximo proceso de selección.

Para hacer un buen currículum existen una serie de pautas que si no se siguen podemos flaquear y dejar nuestra carta laboral o vida de la misma en muy mal lugar por tanto, es muy importante que prestes atención a los siguientes puntos:

  • Recopilar todos nuestros datos
  • Ordenar el currículo por fechas
  • Amoldar el CV al puesto que optamos
  • Seguir un rumbo lineal y ordenado
  • No mentir bajo ningún concepto

 De todos estos aspectos que comentamos quizás uno de los más interesantes sea el último que comentamos, ya que son muchas las personas que caen en el error de mentir acerca de sus posiciones sociales, logros académicos e incluso sobre los puestos de trabajo que han ocupado a lo largo de su trayectoria profesional.

Un currículum es la imagen viva de uno mismo, de todo aquello que ha hecho profesional y/o académico y por supuesto, debemos respetarlo. Mentir acerca de nuestra vida en este sentido únicamente nos tratará problemas de hecho, debes tener en cuenta que si estás metido en un sector y que te dedicas o te quieres dedicar al mismo durante un tiempo o para el resto de tu vida la mentira puede que llegue a convertirse en tu peor enemigo. ¿Imaginas qué pasaría si se desvela que no eres tú la persona que tiene ese certificado académico o que no ha desempeñado una profesional laboral que se menciona en tu currículo?

Tipos-de-curriculum

 Es la primera vez que trabajo, ¿cómo hacer un buen currículum?

Este apartado es muy interesante, ya que quizás la primera vez que nos enfrentamos a la tarea de hacer un currículo sea la más complicada. Cuando una persona “virgen” se adentra en la odisea de hacer un currículum todo puede resultar complejo y confuso. No obstante, como hacer un currículo es algo que todos tenemos que plantearnos algún día, cada vez existen mayor número de asociaciones y talleres que desde hace años están especializadas precisamente en cómo hacer un buen currículum en dar buenos consejos acerca de las pautas que tenemos que seguir para lograr un trabajo.

Las normas básicas para hacer un buen currículum dependerán bastante de la posición en la que te encuentres:

  1. Es la primera vez que hacemos un currículum:

Cuando es la primera vez que nos enfrentamos a la batalla de hacer un currículum lógicamente, tendremos muchas menos cosas que colocar en nuestro papel por eso, a aquello que tengamos tenemos que sacar el mayor potencial.

Por lo general, las personas que hacen su CV por primera vez son aquellas que no han trabajado aún y que únicamente disponen de formación reglada y en algunos casos, cursos específicos que indican que somos verdaderos especialistas en una materia en cuestión.

En este caso, debemos saber bien cómo estructurar cada una de las partes y de los cursos que tenemos para que a primera vista nuestro CV no parezca “vacío”

  1. Cómo hacer un buen currículum específico:

No todos los currículum se hacen de la misma manera y por supuesto, tenemos que tener muy claro el puesto de trabajo al que vamos a optar para, en función a ello, estructurar nuestro CV. ¿Por qué?

Estructurar un CV en función del puesto que queremos es fundamental para ser el candidato perfecto para el trabajo esto es, como dijimos en la publicación anterior, que si estamos buscando un puesto de agente de bolsa o de técnico informático, poco importa que en algún momento de nuestra vida hayamos trabajado en un bar o que hayamos doblado camisetas en una tienda de ropa básicamente porque no tiene nada que ver con el puesto al que en ese momento estamos optando.

 ¿Puede alguien ayudarme a hacer un buen currículum?

¡Por supuesto! Cuando estamos confundidos y no sabemos qué hacer para conseguir expresar el currículum que queremos siempre, podemos pedir ayuda a otra persona que consideremos que puede ayudarnos con esto.

Cuando hacemos un CV por primera vez lo normal es pedir ayuda a alguien cercano y de confianza: un amigo o familiar, ya que ellos seguramente ya hayan pasado por la experiencia de cómo hacer un currículum y sin duda, para un primer contacto, son las personas ideales para que además, cojas un poco de práctica y confianza en ti mismo.

Igualmente como hemos dicho antes, existen determinados talleres y cursos específicos en los que profesionales que llevan años dedicándose al desarrollo de currículum para personas que no saben como hacerlo, pueden ayudarte a elaborar el tuyo.

Curso-para-hacer-curriculum

 Este tipo de talleres y asociaciones suelen ser muy efectivas porque además de enseñarte bien a cómo hacer un buen currículum también te dan algunos consejos para encontrar trabajo, hacen simulacros de entrevistas, entrenan tu seguridad y finalmente sales conociendo partes o virtudes de ti mismo que seguramente, de no haber asistido a este tipo de “terapias”, no podrías haberlo hecho.

Recuerda que hacer un buen currículum no es cosa de un solo día sino que es algo que hay que entrenar y que sale poco a poco. Aquí perfectamente se podría decir que “la práctica hace al maestro”