¿Cómo puedo trabajar en el extranjero?

Trabajar-en-el-extranjero

En el artículo anterior hemos hablado de todo aquello que necesitamos para trabajar en Alemania y es que irse a trabajar al extranjero parece ser una de las primeras opciones que están tomando los jóvenes de todo el mundo (en su mayor porcentaje no obstante, personas de todas las edades están buscando trabajo fuera de su país) para dar salida a su profesión.

En esta ocasión, como vemos que cada vez es mayor el porcentaje de individuos que quieren trabajar en el extranjero, hemos preparado una serie de consejos para que te sea mucho más sencillo encontrar trabajo fuera de tu país:

Trabajar-en-el-extranjero

Trabajar en el extranjero no es una idea sencilla, es algo que debemos meditar y que tenemos que estudiar antes de lanzarnos a la aventura de estar en otro país distinto al nuestro, ya que puedes encontrarte con grandes beneficios pero también con múltiples inconvenientes.

Por lo general, existen dos razones por las que una persona se marcha a trabajar en el extranjero la primera, porque en su país no encuentra los recursos necesarios para vivir dignamente o tiene una familia a la que quiere darle una vida mejor o porque existe esa imperiosa necesidad de descubrir mundo y todo lo que puede ofrecernos la experiencia de estar fuera de nuestro país de residencia.

Lamentablemente, el porcentaje más elevado de la actualidad es el primero; la crisis, a pesar de ser mundial, está afectando en mayor medida a algunos países que ven en el extranjero, el foco de esperanza para lograr sus sueños por eso, en esta publicación queremos indicarte todo lo que te hace falta para que te vayas a trabajar en el extranjero:

¿Qué documentación necesito para trabajar en el extranjero?

Tal y como hemos comentado antes en el artículo de trabajar en Alemania para trabajar en el extranjero, son necesarios una serie de papeles legales sin los cuales, no podrías aspirar a un puesto de trabajo en el país. Los documentos imprescindibles para poder trabajar en el extranjero son:

Trabajos-en-el-extranjero

1. Permiso de trabajo: Necesitas un permiso de trabajo si quieres trabajar en el extranjero. Sin embargo, como ya comentamos, esto depende de si te encuentras dentro de la Unión Europea y quieres trabajar en otro país de la misma (para la que el permiso de trabajo no sería necesario) o si quieres trabajar fuera de la misma donde el permiso es fundamental.

2. Seguro médico: Es muy importante tener un seguro médico certificado en el país que vamos a trabajar en algunos casos, no ya de cara al trabajo en sí, sino porque no se puede estar de residente en un país sin disponer de tal permiso.

3. Cuenta bancaria: Es necesario el registro de una cuenta bancaria donde la empresa o entidad, pueda depositar tus ingresos.

Estos son los tres puntos más importantes de la documentación que necesitas para trabajar en el extranjero por tanto, si tienes intención de marcharte es una de las primeras cosas que deberías comenzar a gestionar.

Posibles inconvenientes de trabajar en el extranjero

La experiencia de vivir en otro país siempre es gratificante de repente, te encuentras en un lugar desconocido en el que puedes empezar de nuevo y en el que por el momento, nadie sabe nada de tu vida y experiencia personal en general esto, de cara a un nuevo comienzo, resulta muy gratificante. No obstante, trabajar en el extranjero puede presentar también sus inconvenientes.

Ante todo, cuando decidimos irnos, tenemos que tener muy presente que estaremos en una ciudad nueva en la que no conocemos a nadie y para la que nos encontraremos solos en muchas ocasiones. Este punto aunque parezca insignificante, es muy importante.

La soledad puede provocar un estrés desmedido y esto a su vez, afectar en tu trabajo. Debemos siempre analizar cada situación en la que podemos encontrarnos para que, una vez inmersos en la aventura, no nos echemos atrás.

Muchas personas se deciden a irse a trabajar al extranjero en grupo es decir, dos o tres amigos piensan al unísono que una buena opción para ganar dinero y salir de la situación económica en que se encuentran, es trabajar fuera de su país en este caso, la idea de encontrarse solo y desprotegido, desaparece.

Por otro lado, debemos saber que cada país tiene una cultura y unas costumbres distintas y que el periodo de adaptación puede ser largo y en ocasiones, perecedero por eso, es muy importante que conozcamos parte de las costumbres y de la vida del día a día del país elegido para evitar llevarnos sorpresas desagradables.

Trabajando-en-el-extranjero

¿Cuáles son los mejores países para trabajar?

Existen potencias reales que están en pleno desarrollo y teniendo cada vez un mayor nivel de demanda laboral no obstante, en cada ciclo nos encontramos con que hay países que requieren de mayor mano de obra (cualificada o no) y que al cabo de unos años, pasa a un segundo plano. En la actualidad, Inglaterra y algunas regiones de Europa son las que mayor demanda de personal tienen sobre todo, para mano de obra cualificada o profesiones técnicas.

Por otro lado, y aunque se encuentra bastante lejos, Australia lleva siendo una fuente de riqueza bastante importante y muchas personas, viendo la gran fortuna que podían sacar de este lugar, emigraron en los años anteriores rumbo a una vida mejor.

La fuerza de Australia también radica en que al estar tan lejos, no todas las personas se deciden a ir a trabajar en el extranjero por esta parte por tanto, gracias a esto, quienes se decidan a residir en las islas australianas, lo tendrá mucho más fácil para encontrar trabajo.

Otras potencias sonadas en los portales y noticiarios de empleo son precisamente, Brasil y Ecuador en ambos sitios, existe una fuerte demanda laboral sobre todo para profesiones técnicas tales como arquitectos (profesión vacía en el terreno europeo) o personal informático.

Por si partes Ecuador también dispone de una fuerte demanda de profesores lo que ha hecho que muchos profesores españoles (en su mayor medida) opten por emigrar a Ecuador para sacar provecho de su vocación por la enseñanza.

Tipos de entrevistas de trabajo en la actualidad

Tipos-de-entrevistas

Todos estaremos de acuerdo en que las entrevistas son uno de los elementos fundamentales para hacernos con un puesto de trabajo. La entrevista ha ido evolucionando con el paso del tiempo de tal forma que, hoy en día, podemos encontrarnos con muchos tipos de entrevistas cuando antes, en los comienzos, únicamente teníamos un modelo y, de alguna manera, teníamos que aferrarnos a este y lidiar la situación con la mayor naturalidad posible.

Tal vez sea cierto que en un principio, cuando se comenzó a usar esta metodología, era mucho más sencillo enfrentarse a una entrevista de trabajo simplemente, porque resultaba mucho menos complicado pero también debemos saber que hoy en día, disponemos de muchos más conocimientos y cursos de preparación que nos ayudan a tener una visión más específica de qué es lo que busca una empresa en un candidato y sobre todo, nos sirven para afrontar todos los tipos de entrevistas que podamos encontrarnos en el camino.

Tipos-de-entrevistas

¿Quieres conocer cuáles son los tipos de entrevistas más conocidas?

En primer lugar, para conocer los tipos de entrevistas de trabajo que existen debemos separarlas en dos grupos distintos; por un lado, tenemos los modelos de entrevista según el número de participantes y por otro, el modelo de entrevista según el procedimiento que se siga al hacerla.

Tipos de entrevistas según el número de participantes:

  • Entrevista individual: En este tipo de entrevistas, la persona que es citada para el encuentro y el entrevistador se ven cara a cara sin ningún intermediario. Nos encontramos ante uno de los tipos de entrevistas más populares y es que en ella, el entrevistador puede hacerte cualquier pregunta que considere necesaria y beneficiosa para el puesto demandado. Normalmente está desarrollada ante el currículum vitae del candidato, ya sea en papel o en formato digital.
  • Entrevista de panel: Esta entrevista es muy similar a la anterior pero con la diferencia de que no tendremos un solo entrevistador sino varios. El encuentro estará formado por más de una persona por tanto, todas y cada una de ellas podrán participar haciendo preguntas si lo creen oportuno. El personal que forma el conjunto de la entrevista suele estar formado por al menos una persona perteneciente al departamento de Recursos Humanos que son los especialistas en la selección de personal para una empresa y los que conocen los perfiles de los candidatos que se presentan perfectamente.

Todos-los-tipos-de-entrevistas

  • Entrevista en grupo: Este tipo de entrevista suele ser una de las que más incomoda por lo general en unos casos y de las que más relajan en otros casos diferentes. Las entrevistas en grupo son en cierta medida, similares a las entrevistas de panel solo que en este caso, son los candidatos quienes superan el número a los entrevistadores. Por lo general, podemos encontrarnos ante un grupo de personas que son candidatas al puesto que van pasando por tandas para ser entrevistados o que en cambio, se les hace la entrevista a todos de una vez. Los entrevistadores pueden ser también más de uno pero no necesariamente en este caso.

Tipos de entrevistas según el procedimiento a seguir:

  • Entrevista estructurada: Esta entrevista es la más tradicional de todas y está basada en un cuestionario que ha sido previamente estudiado y meditado para que todo salga según lo planeado cuando nos encontremos ante el candidato. En esta entrevista, se hacen preguntas al entrevistado para que las conteste lo mejor posible y de esta forma, sacar una conclusión acerca de lo que está dispuesto a ofrecer por la empresa y el interés real que tiene por el trabajo que se demanda.
  • Entrevista no estructurada: Este tipo de entrevistas nunca está organizada por lo general, lo que nos encontramos es una serie de preguntas que están combinadas entre lo que el entrevistador se prepara para preguntarnos en el encuentro y lo que se le va ocurriendo en el momento de la entrevista misma de esta manera, hace la comunicación mucho más libre y natural y la persona que está siendo entrevistada no se siente tan presionada ante la frialdad del diálogo típico de una pregunta-respuesta y viceversa.
  • Prueba de tensión: De todos los tipos de entrevistas este quizás, resulte ser el más extraño de encontrar y es que cuando estamos ante algo como esto puede que nos asustemos y que nos pongamos tan tensos, que no nos salga bien la prueba pero, ¡tranquilo! precisamente, esta es la intención verdadera de la entrevista. El entrevistador cogerá al candidato e intentará ponerlo en situaciones de verdadero compromiso para que, de alguna manera, se sienta con ganas de abandonar. Este método se utiliza sobre todo en procesos de selección que optan por un puesto en el que tendrán que defender y soportar mucho estrés y tensión tal y como su nombre indica así, el entrevistador, sabrá si es el candidato perfecto para el puesto.

Las-entrevistas-de-trabajo

Como vemos, ahora existen un mayor número de tipos de entrevistas a las que enfrentarnos por eso, es importante que las conozcamos todas y cada una de ellas porque en un proceso de selección, nos pueden sorprender con cualquiera de ellas.

¿Cómo puede calmar mis nervios ante una entrevista de trabajo?

Todos aquellos que alguna vez nos hemos expuesto ante una entrevista de trabajo, hemos sentido ciertos nervios: la incertidumbre, el desconocimiento o el miedo al bloqueo son algunos de los puntos que pueden perjudicarnos de cara a una entrevista de trabajo. Sin embargo, es muy importante que intentes estar lo más tranquilo posible para cuando llegue la hora de enfrentarte a la entrevista en cuestión.

A continuación, queremos darte algunos consejos que seguro te favorecerán de cara a una entrevista de trabajo:

  • Ir descansado a la entrevista
  • No tomar ninguna bebida estimulante o algo que altere el organismo
  • Viste de manera cómoda pero bien presentado
  • Date un baño relajante antes del encuentro
  • Ensaya en casa pero sin obsesionarte
  • No mientas
  • No trates dar una imagen de ti que no es o no existe
  • No inventes por conseguir el trabajo

Si no prestamos la atención necesaria a cada uno de estos puntos que hemos mencionado, quizás el éxito en nuestra entrevista de trabajo sea mucho más complicado por eso, es muy importante que lo pensemos detenidamente y tengamos muy en cuenta estos guiones que acabamos de nombrar.

Cartas de recomendación personal

Cartas-de-recomendacion-personal

Las cartas de recomendación personal son, tras nuestro currículum vitae, el documento de presentación mejor valorado por una empresa. Cuando vamos a una entrevista o estamos ante un proceso de selección en ocasiones, el entrevistador nos pide que le traigamos una carta de recomendación personal esta, nos indica los valores personales y profesionales que tenemos y que hemos adquirido y puede llegar a jugar un papel muy importante en nuestro proceso de selección.

¿Qués son exactamente las cartas de recomendación personal?

Las cartas de recomendación personal son un documento en el que una persona que ha trabajado o estudiado con el profesional al que se le hace la entrevista o que está pendiente de un proceso de selección hace como su nombre indica, una recomendación personal de este individuo para que pueda llegar a la otra empresa con una referencia que le destaque por encima de los demás y que lógicamente, le sirva de cara a la selección a que sea el mejor candidato para el puesto.

Cartas-de-recomendacion-personal

¿Realmente sirve una carta de recomendación personal?

Sí, las cartas de recomendación personal suelen ser muy útiles para conseguir los puestos de trabajo eso sí, debemos tener en cuenta que no todos los trabajos requieren una carta de recomendación personal del mismo nivel es decir, debemos presentarla siempre y cuando el puesto a cubrir sea de nuestra categoría, de aquello que hayamos estudiado o de lo que queremos trabajar en un futuro.

Por ejemplo, si estamos optando a un puesto de ingeniero informático o de gestor de empresas y nuestros estudios o aquello a lo que siempre hemos soñado dedicarnos y por lo que hemos estudiado es alguno de estos puestos, lo mejor es que solicitemos las cartas de recomendación personal para que tengamos muchos más puntos de cara a la selección y a ser el candidato perfecto.

En cambio, si lo que vamos a hacer es optar para un trabajo temporal de camarero, por ejemplo la carta de recomendación personal a no ser que se trate de un caso muy específico, no tendrá mucha relevancia, ya que con el currículum vitae tendremos bastante incluso, en algunas ocasiones bastará con hacer unas pequeñas prácticas para que el responsable vea que realmente sirves para este trabajo.

¿Puedo pedir yo mismo las cartas de recomendación personal?

Sí, usted mismo puede solicitar una carta de recomendación personal si lo desea siempre y cuando el trato en el trabajo haya sido aceptable y gratificante por ambas partes es decir, que usted haya desempeñado su trabajo con total actividad fructífera y que la persona que le haya contratado haya quedado contento con el trabajo que realizó porque de no ser así, pedir una carta de recomendación personal es un tanto inútil.

Hacer-cartas-de-recomedacion-personal

No obstante, la carta de recomendación personal no deja de ser opcional, ya que lo que realmente cuenta cuando estamos hablando de un documento que detalle todo lo relacionado con nuestra trayectoria laboral y/o académica es nuestro currículum vitae porque es donde realmente se ve toda la experiencia detallada y estructurada además de nuestras cualidades personales que indican que somos las personas adecuadas para cubrir el puesto.

¿Cómo conseguir trabajo?

Como-conseguir-trabajo

Cómo conseguir trabajo es algo que todos nos planteamos en algún momento de nuestra vida. El trabajo ayuda a la realización personal del ser humano, casi se puede decir que estamos educados para trabajar, ya que cuando vamos a la escuela el fin realmente es que algún día el alumno que se sienta todos los días en el mismo pupitre, consiga trabajo.

Aquí te diremos exactamente, ¿cómo conseguir trabajo? A lo largo de esta publicación intentaremos darte los mejores consejos para que puedas tener un puesto en alguna empresa sin muchas complicaciones.

Como-conseguir-trabajo

Para conseguir trabajo no existe ninguna norma o idea específica que te diga a ciencia cierta que obtendrás un puesto más bien, es una cuestión de actitud y de saber dónde y cómo buscar aún así, debemos adelantar que lograr un trabajo, sobre todo un buen puesto de trabajo, no es una tarea fácil. ¡Comenzamos!

Principales normas de cómo conseguir un trabajo

En primer lugar antes de ponernos a buscar, debemos formularnos una pregunta: ¿cuál es el trabajo que busco? Esta cuestión, aunque a primera vista parezca muy sencilla no lo es tanto, ya que existen muchas razones que nos llevan a buscar un trabajo como por ejemplo:

  • Necesidad de capital
  • Ganar experiencia
  • Compaginar estudios
  • Pagar la universidad
  • Iniciarnos en el mundo laboral

todos-los-trabajos

Estas son las principales razones por las cuáles una persona decide buscar trabajo lógicamente si estudiáramos los tantos por cientos de por qué la gente busca trabajo el primero, la necesidad de dinero, es la que gana por goleada.

Se suele decir que “el trabajo dignifica” pero realmente es una necesidad: necesitamos dinero para vivir y únicamente podemos conseguir dinero de manera honrada trabajando, no tiene más misterio.

Consejos reales para conseguir trabajo

Como hemos dicho, no hay una manera específica ni nada que nos diga a ciencia cierta que vamos a conseguir un trabajo sin embargo a continuación, queremos darte una serie de orientaciones que te ayudarán bastante en la búsqueda de empleo.

  1. Marcar tus objetivos: es importante que sepas qué tipo de trabajo te interesa, qué es lo que buscas de él, cuáles son tus expectativas económicas y muy de valorar también, el tiempo que te das para conseguir ese trabajo.
  1. Estrategia: todo en la vida se hace con un poco de estrategia piensa, que conseguir un trabajo no es una idea únicamente tuya sino que para un mismo puesto habrá muchos candidatos. Conocer tus armas y potenciarlas te servirá para ganar puntos y alcanzar la meta.
  1. Adaptar el CV para el trabajo: el currículo se puede decir que es la carta de presentación que tiene un candidato, es un elemento fundamental en el proceso de selección para el trabajo y, además de tenerlo actualizado, debemos adaptarlo adecuadamente al puesto que vayamos a optar esto es, si estamos buscando un puesto de gerente de bolsa por ejemplo y, mientras estudiábamos en la universidad estuvimos trabajando temporalmente en un restaurante o haciendo de canguro para niños esto, no es necesario para tu CV de hecho, según a qué entrevista te presentes, podría perjudicarte o no.
  1. Constancia en la búsqueda de trabajo: este punto quizás es uno de los más importantes que ponemos en la lista. La búsqueda de trabajo es en sí, un trabajo más; tenemos que dedicar buena parte del tiempo, analizar todos los beneficios que nos dan las distintas ofertas que tenemos en la sobremesa y saber bien donde tenemos que dejar nuestro CV pero sobre todo, tener mucho empeño y constancia en la búsqueda. Un puesto de trabajo no se consigue en dos días a no ser que sea por un golpe de suerte.
  1. Cursos para buscar empleo: como ya sabemos, la búsqueda de empleo es algo social, todas las personas quieren encontrar trabajo, necesitan dinero, realizarse personalmente, etc por eso, las grandes instituciones públicas y privadas organizan charlas, cursos y algunos debates para que sea mucho más sencillo encontrar un puesto de trabajo. Acudir a ellas te beneficiará notablemente.

Buscar-trabajo

  1. Hacer un CV real: la mentira en los currículos es un error muy frecuente en todas las partes del mundo sin embargo, mentir no te servirá de nada en este sentido. Un currículo no es una entrevista de trabajo es tu carta más valiosa para conseguirla, el as de tu manga. No manches algo que puede darte la oportunidad de tu vida simplemente por “tener más cosas”, recuerda que cuando nos enfrentamos a una entrevista no sabemos nunca cómo será ni qué es lo que va a preguntarnos el entrevistador además, puedes estar nervioso, inquieto y olvidar que en tu CV pusiste alguna cosa de la que lógicamente no te acuerdas porque no has hecho o no tienes ese conocimiento. Si esto ocurre, la entrevista se puede parar en seco e incluso, la empresa puede dar una mala imagen de ti que afecte a las entrevistas futuras. ¡Cuidado!
  1. Formación como apuesta segura: todos estaremos de acuerdo en que una persona que no tiene estudios o formación académica lo tiene mucho más complicado a la hora de encontrar un trabajo sobre todo, si estamos hablando de un empleo cualificado y que necesita de conocimientos específicos. Conocer y saber y sobre todo, las acreditaciones académicas te beneficiarán siempre porque te encontrarás en una posición mucho mejor que otras personas que no disponen de este tipo de recursos.
  1. Los contactos son oro: las personas que conozcas que saben de la empresa o que trabajan en ella y son tus amigos o tus familiares son una baza muy buena para ayudarte a conseguir trabajo incluso, si sabes de una persona que trabaja para un lugar en el que necesitan gente tal vez en este caso, no necesites ni CV para acceder al puesto por eso, es bueno que te informes de quién puede ofrecerte este tipo de beneficio.
  1. Preparación de entrevistas: una entrevista es crucial a la hora de acceder a un puesto de trabajo por eso, si te preparas la entrevista tendrás muchas más posibilidades de poder lograr el puesto. Este punto es algo que no hacen todas las personas en cambio, resulta muy útil para superar con éxito un proceso de selección.
  1. Actitud positiva: incluso cuando has hecho todos estos pasos, puede darse el caso de que no consigas tu objetivo. Sin embargo, es importante que no te desanimes y que sigas luchando por lo que quieres. Recuerda que la constancia es la llave que te abrirá todas las puertas.

Estos son nuestros pequeños consejos de cómo conseguir trabajo y, te aseguramos que de entrenarlos y practicarlos podrás encontrar un trabajo digno y con el que puedas sentirte realizado.