Como Responder las preguntas acerca de tu experiencia Laboral

Cuando se está hablando de entrevistas de trabajo, sin duda las preguntas acerca de tu experiencia laboral, ocuparán un lugar predominante. Por ello, te vamos a dar algunas claves respecto de la mejor manera en que puedes abordarlas y responderlas.

Tipos de preguntas acerca de tu experiencia laboral:

  1. Pregunta abierta sobre la experiencia laboral. ¿Será conveniente mencionarlas en orden cronológico, funcional, selectivamente?
  2. Preguntas sobre los logros y resultados alcanzados en la experiencia laboral. ¿Cuales mencionar primero y cuales omitir, si fuera necesario?
  3. Preguntas relacionadas con las funciones y responsabilidades.
  4. Preguntas acerca de la forma como se enfrentó el estrés, las situaciones difíciles, los retos, la presión.
  5. Preguntas sobre la carrera laboral, ascensos y expectativas.
  6. Preguntas acerca del desempleo, los espacios inactivos.
  7. Preguntas relacionadas con las relaciones, el liderazgo, el trabajo en equipo, los conflictos.
  8. Preguntas sobre el cambio de empleo y las razones que llevan a tomar la decisión.
  9. Preguntas sobre lo aprendido, el mayor o menor tiempo que se estuvo en cada cargo, si fue necesario o no aportó mucho.
  10. Preguntas relacionadas con los jefes y su estilo directivo.
  11. Preguntas acerca de lo problemas, malas referencias, conflictos.
  12. Preguntas sobre errores, fallas, aprendizaje.

Pregunta abierta sobre la experiencia laboral. ¿Será conveniente mencionarlas en orden cronológico, funcional, selectivamente?

Antes de llegar a la entrevista debes tener previsto un plan para contestar la pregunta sobre tu experiencia laboral.

  1. Lo primero es que tengas la claridad del perfil que están buscando y la experiencia requerida. Por ejemplo, si se exige haber manejado grupos de trabajo como líder o jefe, que tipo de habilidades directivas ya sea ser facilitador con un grupo que se maneja sólo o se necesita un poco de más seguimiento, las funciones y responsabilidades más importantes ya sean de carácter administrativo o financiero o comercial, el tipo de logros que se esperan alcanzar ya sean en ventas o en gestión de recursos o en volumen de clientes.
  2. Lo segundo es encontrar dentro de tu experiencia la manera de demostrar que cumples y superas el perfil exigido para el cargo. En lo relativo al manejo de grupos y liderazgo mencionar que fuiste Gerente de tres áreas de trabajo cada una con cinco profesionales, respecto al tipo de liderazgo poder comunicar que te sientes cómodo con ambas necesidades ya sea la de facilitador o la de hacer seguimiento estricto gracias a que como Gerente administrativo se exigía en la gestión del recurso humano una vigilancia extrema mientras que como Director comercial tu equipo necesitaba más delegación, mencionar que tu especialidad en el último cargo fue lanzar al mercado productos exitosos cada tres meses y en el cargo anterior la función era lograr que los tiempos de los procesos de la empresa se realizarán en la mitad del tiempo.
  3. Lo importante para transmitir tu experiencia laboral en la entrevista, es tener un plan previo, el cual te recomendamos orientar a demostrar cómo tu trayectoria cumple perfectamente las necesidades de la vacante, sin importar si para justificarlo tienes que saltar de un cargo a otro.
  4. Ejemplo de respuesta: en el cargo están requiriendo un líder situacional que se amolde a las exigencias de diferentes estilos de trabajo. Mi experiencia como Gerente Administrativo a nivel nacional de una empresa manufacturera, me permitió liderar variados estilos directivos, incluyendo la gente de planta en donde la supervisión era estrecha, con los profesionales de control de calidad se trabajaba por objetivos, y con las áreas funcionales de dirección general el trabajo era por cumplimiento de resultados. Así sucesivamente, con cada uno de los requisitos y perfil de la vacante.

Preguntas sobre los logros y resultados alcanzados en la experiencia laboral. ¿Cuales mencionar primero y cuales omitir, si fuera necesario?

Los resultados y logros son tal vez uno de los aspectos más importantes de tu experiencia laboral, por ello debes hacer una lista de todos ellos, para luego organizarlos por orden de importancia.

Lista ejemplo de logros en desorden:

  1. Como Capitán del equipo de baloncesto de la empresa obtuvimos el campeonato Inter- empresas durante dos años consecutivos.
  2. Como Gerente de Marketing lanzamos al mercado tres productos para el mantenimiento de la belleza facial que lograron triplicar las estas de la empresa.
  3. Como Jefe de servicio al cliente aumentamos la satisfacción de los clientes del 80% al 90% en un año.
  4. Como Vicepresidente Comercial posicionamos el negocio del líder en el segmento hogar, con una facturación anual de 2 billones de pesos y una participación de mercado del 40%.
  5. Como Analista y Asistente de la Dirección de Publicidad, fui líder en la fusión de la empresa con uno de sus principales competidores.

Lista de ejemplo de logros en orden:

  1. Como Vicepresidente Comercial posicionamos el negocio del líder en el segmento hogar, con una facturación anual de 2 billones de pesos y una participación de mercado del 40%.
  2. Como Gerente de Marketing lanzamos al mercado tres productos para el mantenimiento de la belleza facial que lograron triplicar las estas de la empresa.
  3. Como Jefe de servicio al cliente aumentamos la satisfacción de los clientes del 80% al 90% en un año.
  4. Como Analista y Asistente de la Dirección de Publicidad, fui líder en la fusión de la empresa con uno de sus principales competidores.
  5. Como Capitán del equipo de baloncesto de la empresa obtuvimos el campeonato Inter- empresas durante dos años consecutivos.

Puedes intuir que el tipo de cargo influye en la importancia del logro, porque se presume que un Vicepresidente exitoso obtendrá logros más importantes que un Gerente también exitoso y así sucesivamente.

Preguntas relacionadas con las funciones y responsabilidades:

De la misma manera como planificaste la experiencia laboral para orientarla a justificar tu idoneidad en el puesto al cual estás aplicando, así debes hacerlo para comunicar las funciones y responsabilidades que has desempeñado.

Función y responsabilidad requerida vs Funciones y responsabilidades realizadas:

Se necesita un ingeniero Industrial con experiencia en el manejo de la tesorería financiera de empresas de gran tamaño, que maneje negocios de bolsa en el exterior, responsable de volúmenes de inversiones superiores a los dos billones de pesos, y con ingenio para lanzar productos financieros novedosos al mercado.

  1. Como profesional de Banca y recién graduado de Ingeniería Industrial, participé dentro de la Gerencia Financiera en el desarrollo de cinco productos de inversión muy exitosos, los cuales hoy en día lideran el mercado bursátil.
  2. Como asistente de Tesorería de una firma bursátil líder en el país se atendieron más de cincuenta grandes clientes con volúmenes de inversiones del orden de tres billones de pesos.
  3. Como Dueño de un puesto de bolsa ingresamos a las bolsas de Nueva York y Londres, siendo el primero y único representante del país.

Preguntas acerca de la forma como se enfrentó el estrés, las situaciones difíciles, los retos, la presión:

Este tipo de preguntas relacionadas con superación de situaciones difíciles deben enfrentarse bajo el esquema Problema – Solución. Es decir se menciona el Problema o Reto para de inmediato plantear la forma como se Solucionó o se Superó la Situación.

  1. Estrés: debíamos lanzar al mercado un nuevo producto en un tiempo récord, y acudimos a la solidaridad de los proveedores para poder lograrlo. Fue un caso de éxito en donde se necesitó gran poder de liderazgo y negociación.
  2. Situación difícil: se presentó una huelga generalizada del sindicato de la empresa en un momento difícil en donde nos estaban visitando unos posibles compradores, por lo cual debimos ponernos el overol y manejar nosotros directamente los equipos y la planta de producción. Un caso de éxito en donde el conocimiento y experiencia se pusieron a prueba.
  3. Reto: nos enteramos que nuestro principal competidor iba a negociar un contrato de exclusividad con el único proveedor local de materia prima, que nos impediría seguir produciendo, lo cual nos exigió encontrar un proveedor externo en cuestión de días, negociar con estrena y reorganizar la empresa. Un caso de éxito en donde la agilidad mental y poder de coordinación permitieron que el negocio no sólo siguiera funcionando sino que creciera.
  4. Presión: cambiaron al presidente de la empresa y su reemplazo llegó con un estilo de liderazgo autocrático y déspota, la alternativa fácil hubiera sido renunciar, pero en vez de ello nos sobrepusimos a la situación y logramos demostrar nuestro valor. Un vaso de éxito en donde la presión se utilizó de incentivo para mejorar el desempeño.

Preguntas sobre la carrera laboral, ascensos y expectativas:

Las preguntas acerca del futuro se pueden responder en forma ambigua a menos que tengas claros, tu Misión, Visión y Objetivos.

  1. Misión: es tu razón de ser y existir. Por ejemplo: servir a los demás y satisfacer necesidades.
  2. Visión: es tu visualización en el futuro. Por ejemplo: me veo liderando una empresa de servicio social.
  3. Objetivos: es el aterrizaje de tu Visión en metas alcanzables. Por ejemplo: deseo en un año ser el Director de Servicio al Cliente, en dos años crear mí empresa de Servicio Social, en tres años internacionalizar la empresa,…

Cuando tienes claridad sobre tu presente y futuro, se te facilita responder las preguntas sobre tu carrera laboral y expectativas. En la entrevista mostrarás madurez y seguridad, atributos importantes para delegarte responsabilidades.

Preguntas acerca del desempleo, los espacios inactivos:

Tal vez una de las preguntas más difíciles de responder se relaciona con los periodos de inactividad y el desempleo. Porque no es fácil justificar las razones de no haber encontrado trabajo, ¿cómo justificarlo? ¿Será que soy malo, incompetente y problemático?

  1. Deberás comenzar por no perder tu autoestima, la cual es muy fácil que disminuya cuando estás inactivo o desempleado. Pero si tú no estás aún convencido de tu valor, ¿cómo esperas que los demás lo crean?
  2. Deberás encontrar todos los argumentos posibles para justificar la inactividad. El estudio, el desarrollo o búsqueda de una pasión o actividad extra, un viaje, exploración de nuevos caminos, espacio para trabajar en negocios familiares, dedicarte a tus hijos, necesidad de reflexión y enfoque de carrera.
  3. Comunicar tus razones de desempleo sin miedo y con confianza. Lo importante no es lo que pasó sino la manera como lo superaste, aprendiste y encontraste nuevas oportunidades.

Preguntas relacionadas con las relaciones, el liderazgo, el trabajo en equipo, los conflictos:

Las relaciones y el manejo de personal, son preguntas obligadas en toda entrevista, porque un aspecto fundamental a evaluar de un candidato a un puesto de trabajo, es si puede encajar en la cultura empresarial, si se va a lleva bien con la gente, si va a ser conflictivo o fluido en las relaciones. Nadie quiere contratar aúna persona que genere problemas con los demás empleados.

  1. Tú forma de ser y característica de personalidad aportan para evaluar el tipo de relaciones que llevas.
  2. Las referencias de jefes y compañeros de trabajo, son valiosas para corroborar que eres una persona fácil de integrar equipos y relacionarte.
  3. Tu experiencia en el manejo de conflictos con jefes y compañeros, aportarán argumentos sobre tu adaptación y capacidad de convivencia.
  4. Nadie espera que seas perfecto y que nunca hayas peleado o discutido, pero si se espera que lo hayas superado y arreglado con gallardía, habiendo como mínimo pedido perdón y relatado la falta.

Preguntas sobre el cambio de empleo y las razones que llevan a tomar la decisión:

Un cambio de empleo surge cuando necesitas seguir avanzando profesionalmente y en el lugar que encuentras ya no puedes hacerlo. En la entrevista de trabajo se busca un equilibrio de estabilidad, se espera que una persona no vaya a dejar el puesto muy rápido, pero tampoco que se amañe mucho sin deseos de seguir avanzando. Depende de cada puesto de trabajo y de los retos que existan, de las oportunidades que se presenten y de lo exitoso que seas para conseguir resultados.

Preguntas sobre lo aprendido, el mayor o menor tiempo que se estuvo en cada cargo, si fue necesario o no aportó mucho:

La experiencia en un cargo se mide de acuerdo con el cúmulo de conocimientos y habilidades desarrolladas durante el desempeño de las funciones. El ideal es que en el balance de cada año, se siga creciendo como persona y profesional, evitando que un año más de experiencia sea sólo la repetición de los años anteriores. En este caso, se habrá perdido el tiempo. En una entrevista esperan que valores tu tiempo y el de los demás, y la mejor manera de hacerlo es que cada año de trabajo se convierta en una verdadera experiencia.

Preguntas relacionadas con los jefes y su estilo directivo:

Una pregunta álgida y complicada se relaciona con tus jefes, la relación sostenida y el estilo de liderazgo ejercido. El ideal es no hablar mal de tus jefes. Si se cometieron errores mencionar el proceso de aprendizaje, siendo objetivo y evitando que las emociones negativas nublen y exageren el concepto.

Preguntas acerca de lo problemas, malas referencias, conflictos:

Algún hecho o alguna persona del pasado laboral, podrá déjate una mancha y una mala referencia. A veces será justo y muchas otras corresponderá a una injusticia, provocada por gente malintencionada y poco profesional, celosa y vengativa. Deberás argumentar con hechos tu versión de la situación, dejando al criterio del entrevistado su veredicto, ya sea que te absuelva o te condene. Un buen argumento podrá ser suficiente para entender la situación.

Preguntas sobre errores, fallas, aprendizaje:

Los errores y las fallas es necesario contextualizarlas para que se comprendan las razones que llevaron a tomar una u otra decisión, a cometer uno u otro error de manera involuntaria. Cuando el entrevistado visualiza el panorama global y la forma madura como eres capaz de responsabilizarte de los errores, en ese momento habrás superado la prueba.

Preguntas para una entrevista

Las entrevistas de trabajo dentro del proceso de selección son fundamentales y tal vez la etapa decisiva para que te elijan o rechacen. Por ello, lo conveniente es prepararte y entrenarte en las preguntas para una entrevista.

Tipos de preguntas para una entrevista:

  1. Preguntas de personalidad y carácter: Cuáles son tus defectos y virtudes. Cómo enfrentas las situaciones difíciles. Quién manda en la casa y por qué. Que haces los fines de semana.
  2. Preguntas de estudio y conocimiento: Cuál fue tu materia preferida en la universidad y cuál la más difícil. Cómo elegiste tu profesión. Cómo te mantienes actualizado y vigente. Qué libro estás leyendo actualmente.
  3. Preguntas sobre la experiencia laboral: Cuáles son tus 3 principales logros? Cómo se relaciona tu experiencia con el cargo al cual estás aplicando. Una situación difícil y cómo la superaste. Razón para cambiar de puesto. Qué le críticas a tu jefe y que has aprendido.
  4. Preguntas sobre resultados y logros: Cuál fue tu logro más complicado de alcanzar y por qué. Qué cualidades te apoyan para obtener los resultados. Dime una técnica para obtener resultados en forma sistemática. Qué resultado no se alcanzó y cual fue el aprendizaje.
  5. Preguntas de superación dificultades: Qué ambiente de trabajo se te dificulta para trabajar y como lo enfrentaste. Qué hecho inesperado se te presentó en tu trabajo y cómo lo abordaste. Dime un problema complicado y la solución que diste.
  6. Preguntas sobre proyección futura: Cómo te visualizas en cinco y diez años. Cuándo esperas llegar a ser Gerente General. Cuál es tu estilo de liderazgo.
  7. Preguntas sobre similitud con perfil cargo: Qué competencias actuales apoyan ser exitoso en tu futuro cargo. Cuales crees son tus fortalezas para alcanzar el éxito en el trabajo. Por qué te o sideral el mejor candidato.
  8. Preguntas adaptación cambio: Qué hecho demuestra tu flexibilidad de adaptación al cambio. Mencione algún evento de trabajo que haya requerido cambios en su forma de pensar o de ser. Como fue su proceso de adaptación en su primer trabajo.
  9. Preguntas estilo liderazgo: Cómo creen que lo calificarían sus subalternos respecto de su estilo de liderazgo. Qué tipo de líder se considera usted. Cómo desearía que lo recuerden como líder.
  10. 10.  Preguntas valores y principios: Dígame tres valores o principios que se destaquen en su personalidad. Qué principio no se acomoda a su estilo. Qué tipo de cultura desea para su empresa ideal.

Cómo responder las preguntas para una entrevista:

Las preguntas en una entrevista buscan encontrar el fondo de la personalidad y nivel de autoestima de cada candidato. Sin duda, el entrevistador ya cuenta con la información brindada en la hoja de vida y referencias. En algunos casos le quedarán vacíos, los cuales espera dilucidar en la entrevista, en otras oportunidades con las preguntas no se concentrará en la respuesta sino en tu comportamiento y manera de expresarte. Por ello te daremos algunos tips para que salgas bien librado de una entrevista de trabajo.

  1. No importa lo que digas, comunícalo con seguridad e impacto. Aquí no sólo influirá el mensaje verbal sino el no verbal, como gestos y apariencia. Palabras como: no se, tal vez, no estoy seguro, depende; deberán reemplazarse por: seguro, siempre, de inmediato, perfecto, logro.
  2. Si no sabes la respuesta a una pregunta, no inventes porque si te descubren quedarás muy mal y tu credibilidad se irá al piso. Es mejor dar una respuesta corta y segura, intentando cambiar el tema. Recuerda que al entrevistador le interesa más tu reacción y superación de dificultades, que la respuesta es sí misma. Ejemplo: ¿qué opinas de la incursión de la empresa al mercado europeo? Si no sabes sobre el tema, tampoco debes inventar, pero podrías decir… Siempre el ingreso de una empresa a un mercado internacional ofrece dificultades y retos, por lo que se deben observar tres criterios, la calidad del producto, la garantía del servicio y el crecimiento del talento humano.
  3. Las respuestas a las preguntas difíciles se deben enfrentar de la misma forma como se enfrentan los problemas complejos, dividiéndolos en artes más pequeñas que sean más fáciles de acometer. Ejemplo: ¿cómo enfrentas un proceso de fusión entre una empresa más pequeña y una más grande? Es una pregunta amplia y compleja, por lo que debes buscar dividir el tema en sub-temas: qué es una fusión de empresas, impacto de una integración entre dos negocios, que debe hacer una empresa más pequeña para absorber un negocio más grande.
  4. Nunca hablar más de la cuenta, salvo que sea para mejorar tu venta. Si te preguntan sobre un tema concreto, responde al mismo sin necesidad de abordar otro tipo de temas, que lo único que demostrarán es que tu personalidad es dispersa y poco enfocada. Por ejemplo: ¿qué logros obtuviste con Director de Compras? Lo mejor será responder lo concreto, como la reducción de los gastos en 1/3 o la disminución del inventario y sus costos a cero. No sería apropiado que aprovecharas para decir que también como joven explorador aprendiste de supervivencia.
  5. Las preguntas sobre defectos y cualidades, siempre generan angustia, por tratarse de aspectos íntimos y personales. Reiteramos que al entrevistador no le interesan los chismes y ni siquiera tus defectos a menos que sean muy graves y afecte tu desempeño laboral, sino tu seguridad y conocimiento sobre tu mismo, la autoestima y superación de los errores. Una persona puede tener muchas cualidades y lo mejor será seleccionar aquellas que se relacionan con el puesto de trabajo al cual estás aplicando. Por ejemplo: si se busca un candidato para áreas administrativas, la cualidades de organización y planificación serán atinadas.
  6. Las preguntas cerradas se deben contestar concretas así como las preguntas abiertas. No te debes dejar asustar por el silencio de la contraparte quien muchas veces busca sacarte más información sin que te des cuenta. Por ejemplo: te gusta trabajar bajo presión? Si cuando se relaciona con la obtención de resultados, No cuando existe una supervisión dictadora. Si luego te piden explicación, por algún aspecto, lo amplias.
  7. Si el ambiente se encuentra muy tenso, es conveniente distensionarlo con algo de humor, aprovechando la pregunta de turno. Por ejemplo: Por qué deseas cambiar de puesto de trabajo? Básicamente por la comida que es muy mala…. La verdad es que ya cumplí mi misión y estoy persiguiendo nuevos retos.
  8. Ten mucho cuidado cuando te solicitan críticas sobre tu antiguo empleo o jefe. Porque cualquier cosa que digas será usada en tu contra. Primero porque si hablas mal de alguien también lo podrás hacer de cualquiera. Segundo porque en forma psicológica, cuando no te gusta algo de alguien, en realidad es un aspecto que no te gusta de ti mismo. Por ejemplo: Qué odiabas de tu antiguo jefe? Si contestas que su mal genio o falta de liderazgo. No quedarás bien librado con la respuesta. Lo mejor sería contestar: con mi antiguo jefe sólo existen palabras de agradecimiento, cualquier eventual diferencia se solucionó en su momento y a tiempo.
  9. Tampoco debes contestar infidencias o secretos del negocio. Porque nadie querrá contratar a un espía. Por ejemplo: Cuál es la principal estrategia de éxito de tu actual empresa? No vas a contestar que el secreto mejor guardado es el desarrollo de un nuevo producto que va a revolucionar el mercado, detallando sus características. Podrías más bien decir, que la utilización de unas estrategias novedosas de marketing aplicadas por el área que él dirigía.
  10. Una pregunta compleja es la que se relaciona con el salario o sueldo. Porque si dices muy poco, insinuará que eres de pocas aspiraciones, y si dices un ingreso muy alto con seguridad quedarás fuera de mercado. El ideal sería mencionar tu sueldo actual y tu deseo de ajustarlo de acuerdo con las responsabilidades y logros.
  11. Las preguntas sobre el futuro, son importantes debido a que con tu respuesta van a medir tus aspiraciones, autoestima, visión y desarrollo. Es mejor excederse en las aspiraciones que quedar por debajo. Por ejemplo: es mejor decir que aspiras a ser Presidente de la empresa, que conformarte con tu cargo actual y dejar que el azar y el futuro lo depare.

Cómo salir bien librados de preguntas difíciles para una entrevista:

Lo principal es no intentar agradar y complacer al entrevistador. Lo mejor será mantener una identidad propia, mostrando confianza y seguridad, claridad de conceptos, diferente y especial. Las empresas buscan gente diferente que sea capaz de añadir valor a su negocio, y no personas comunes y corrientes, las cuales se pueden encontrar por todos lados.

  1. Responde de manera auténtica.
  2. Busca ser tú mismo.
  3. Llega a la entrevista conociendo de antemano a la empresa y perfil del cargo al cual aplicas.
  4. Los días previos a la entrevista, escribe una hoja con tus cualidades, logros y deseos, para tener la información cercana.
  5. No importa si no sabes la repuesta, pero muestra seguridad y no hables de más.
  6. No pienses en el resultado de tu respuesta, y en la angustia de conseguir el puesto de trabajo, porque te pondrás muy nervioso y perderás la naturalidad. Piensa que vas a mostrar tu valor con orgullo sin importar el resultado, el cual se obtendrá en forma espontánea.
  7. No busques una relación personal con el entrevistador, ni mucho menos que su forma de ser te agrade. El va a cumplir una función profesional y así debes verlo. Sin dejarte afectar emocionalmente. Porque a veces una pregunta que consideramos agresiva, podría bajarnos emocionalmente y disminuir nuestra autoestima. Llega con pasión propone la coraza ara que no te afecte unos otro ambiente.
  8. Si llegas preparado para la entrevista, sabiendo lo que buscan y la manera en que les puedes ser útil, así como tu valor y diferenciador, con seguridad de lo que aspiras. Con seguridad vas a salir bien librado de la entrevista.
  9. Tu responsabilidad es mostrar tu mejor imagen, desde tu perspectiva, y a eso vas. No a agradar al otro ni complacer lo que desea oír.

Qué no hacer en las entrevistas de trabajo:

  1. Perder el control de ti mismo y de tus emociones.
  2. Contradecirse por intentar mentir o agradar o dar una respuesta que no se conoce.
  3. Mostrarse sensiblemente inseguro y vago en las respuestas.
  4. Hablar muy rápido y confuso por evitar la presencia del miedo. Es mejor serenarte y hacer una pausa.
  5. Dejarse afectar por el ambiente agreste o una pregunta agresiva del entrevistador. Podría ser una prueba de superación de conflictos.
  6. Contar infidencias, hablar mal de las personas o jefes, detallar secretos de negocios. Sólo debes encargarte por la información de ti mismo y no de terceros.

Qué buscar en las entrevistas de trabajo:

  1. Demostrar las razones que te llevan a aplicar a un determinado puesto de trabajo.
  2. Poner toda la carne en el azadón para mostrar tu valor sin dejar nada en el tintero.
  3. Aprovechar la oportunidad para que tú también evalúes la empresa y el cargo en el que estabas interesado. Podrías reforzar el interés o dejarlo de lado.
  4. Ser tu mismo, no intentar imitar a nadie más, decir lo que buscas y te parece, sin miedo al rechazo. Si eres tú mismo, con seguridad encontrarás lo que mereces.
  5. La entrevista es una fase del proceso de selección, y si tu deseo es continuar en el proceso, entonces tu objetivo al asistir a la entrevista es seguir en la competencia. Como cualquier competencia debes llegar preparado y con buen estado físico, mental y emocional.

Cómo entrenarse para sobresalir en las preguntas de entrevista de trabajo:

  1. Lo primero es dominar el perfil del cargo y las características de la empresa. Para luego, demostrar que perfectamente cumples y superas las expectativas.
  2. Lo segundo es extractar los aspectos de tu perfil profesional que más se ajustan al candidato que están buscando. Para dejar en un segundo plano lo menos atractivo para la situación actual. Recuerda que cada vacante laboral exige una hoja de vida específica.
  3. Lo tercero es practicar con situaciones hipotéticas, juego de roles, preguntas prototipo. Hasta qué logres confianza y naturalidad, logres demostrar tu valor y diferenciadores.

 

Consejos para hacer una entrevista de trabajo en inglés

Entrevista-de-trabajo-en-ingles

Hacer una entrevista de trabajo en inglés no es algo fácil. Se entiende que cuando hemos solicitado un trabajo en inglés es porque conocemos bien el idioma e incluso lo dominamos, ¡no dudamos de esto! en cambio, cuando se trata de hacer una entrevista de trabajo juegan muchos factores que sin darte cuenta, pueden ponerse en tu contra por eso con esta publicación, queremos darte algunos consejos para saber cómo hacer una entrevista en inglés. ¿Comenzamos?

Antes de nada debemos saber que el nivel de inglés es algo que no podemos fingir es decir, una persona puede “defenderse” en un idioma e incluso, mantener una conversación muy superficial con otra en ese mismo idioma pero cuando se trata de utilizar la lengua para el negocio y sobre todo para un trabajo, la cosa cambia.

Entrevista-de-trabajo-en-ingles

Primeros consejos para hacer una entrevista de trabajo en inglés

Ya lo hemos comentado antes, el inglés o cualquier otro idioma, no podemos ni inventarlo ni fingir que sabemos sobre todo, cuando estamos haciendo una entrevista de trabajo. Las entrevistas son un diálogo comunicativo con una persona o entidad que busca algo de ti para su negocio por tanto, debes saber expresarte correctamente para que te seleccionen como posible candidato ideal.

Ahora bien, si sabes inglés y puedes comunicarte en el idioma correctamente, lo siguientes consejos son para ti:

  • Muestra naturalidad, nada de gestos o expresiones forzadas
  • Trata de aparentar seguridad y entusiasmo
  • No mientas
  • Destaca tus cualidades

Estos pequeños consejos no solo son para hacer una entrevista de trabajo en inglés sino que deben aplicarse a todas las entrevistas que tengamos en nuestra vida. Es importante que manifestemos estar muy seguros de nosotros mismos y que además, contemos con un currículum vitae bien desarrollado de apoyo para poder corroborar nuestra vida profesional y estudios académicos.

Estudiar-ingles

También podemos encontrarnos en el caso de que sepamos inglés pero estemos algo desentrenados; cuando no hacemos uso del idioma diariamente muchas veces, nos “olvidamos” de cómo se decían algunas cosas. Podemos comparar el arte de saber hablar idiomas con montar en bicicleta por ejemplo, es algo que no olvidamos pero que si dejamos de practicar necesitamos algo más de tiempo para presentarnos a una carrera.

¿Cómo puedo entrenar mi nivel de inglés?

Por muy bien que hables el idioma es bueno que siempre practiques inglés sobre todo, cuando estás pendiente de presentarte a una entrevista de trabajo en inglés. El inglés es una lengua que se encuentra por todos lados por ejemplo, si ponemos la radio, encontraremos cientos de canciones cantadas en inglés.

Además ahora, con las nuevas tecnologías, es mucho más sencillo practicar inglés, ya que tienes todo lo necesario por la red de Internet para practicar: series de televisión en versión original, cursos online de escucha, canciones con letras en ingles… tenemos un sinfín de posibilidades para entrenar nuestro nivel de inglés y lograr hacer una entrevista de éxito.

También existe la opción de apuntarte a cursos especializados (existen talleres de entrevistas en inglés, por ejemplo) que te ayudarán no solo a perfeccionar la técnica sino que además, te darán algunos consejos para que seas el candidato perfecto para la empresa.

Por último, tenemos que mencionar que de cara a hacer una entrevista de trabajo en inglés, no solo cuenta todo lo que sepas y el dominio del idioma que tengas sino que además, es importante que tengas presente estos otros aspectos:

  • Buena presencia
  • Aseo impecable
  • Actitud positiva y alegre

Una entrevista de trabajo es un conjunto de factores que, una vez se han unido, hacen la ensalada perfecta de ingredientes para que el entrevistador, nos considere el candidato perfecto para la empresa.