Consejos para hacer una entrevista de trabajo en inglés

Entrevista-de-trabajo-en-ingles

Hacer una entrevista de trabajo en inglés no es algo fácil. Se entiende que cuando hemos solicitado un trabajo en inglés es porque conocemos bien el idioma e incluso lo dominamos, ¡no dudamos de esto! en cambio, cuando se trata de hacer una entrevista de trabajo juegan muchos factores que sin darte cuenta, pueden ponerse en tu contra por eso con esta publicación, queremos darte algunos consejos para saber cómo hacer una entrevista en inglés. ¿Comenzamos?

Antes de nada debemos saber que el nivel de inglés es algo que no podemos fingir es decir, una persona puede “defenderse” en un idioma e incluso, mantener una conversación muy superficial con otra en ese mismo idioma pero cuando se trata de utilizar la lengua para el negocio y sobre todo para un trabajo, la cosa cambia.

Entrevista-de-trabajo-en-ingles

Primeros consejos para hacer una entrevista de trabajo en inglés

Ya lo hemos comentado antes, el inglés o cualquier otro idioma, no podemos ni inventarlo ni fingir que sabemos sobre todo, cuando estamos haciendo una entrevista de trabajo. Las entrevistas son un diálogo comunicativo con una persona o entidad que busca algo de ti para su negocio por tanto, debes saber expresarte correctamente para que te seleccionen como posible candidato ideal.

Ahora bien, si sabes inglés y puedes comunicarte en el idioma correctamente, lo siguientes consejos son para ti:

  • Muestra naturalidad, nada de gestos o expresiones forzadas
  • Trata de aparentar seguridad y entusiasmo
  • No mientas
  • Destaca tus cualidades

Estos pequeños consejos no solo son para hacer una entrevista de trabajo en inglés sino que deben aplicarse a todas las entrevistas que tengamos en nuestra vida. Es importante que manifestemos estar muy seguros de nosotros mismos y que además, contemos con un currículum vitae bien desarrollado de apoyo para poder corroborar nuestra vida profesional y estudios académicos.

Estudiar-ingles

También podemos encontrarnos en el caso de que sepamos inglés pero estemos algo desentrenados; cuando no hacemos uso del idioma diariamente muchas veces, nos “olvidamos” de cómo se decían algunas cosas. Podemos comparar el arte de saber hablar idiomas con montar en bicicleta por ejemplo, es algo que no olvidamos pero que si dejamos de practicar necesitamos algo más de tiempo para presentarnos a una carrera.

¿Cómo puedo entrenar mi nivel de inglés?

Por muy bien que hables el idioma es bueno que siempre practiques inglés sobre todo, cuando estás pendiente de presentarte a una entrevista de trabajo en inglés. El inglés es una lengua que se encuentra por todos lados por ejemplo, si ponemos la radio, encontraremos cientos de canciones cantadas en inglés.

Además ahora, con las nuevas tecnologías, es mucho más sencillo practicar inglés, ya que tienes todo lo necesario por la red de Internet para practicar: series de televisión en versión original, cursos online de escucha, canciones con letras en ingles… tenemos un sinfín de posibilidades para entrenar nuestro nivel de inglés y lograr hacer una entrevista de éxito.

También existe la opción de apuntarte a cursos especializados (existen talleres de entrevistas en inglés, por ejemplo) que te ayudarán no solo a perfeccionar la técnica sino que además, te darán algunos consejos para que seas el candidato perfecto para la empresa.

Por último, tenemos que mencionar que de cara a hacer una entrevista de trabajo en inglés, no solo cuenta todo lo que sepas y el dominio del idioma que tengas sino que además, es importante que tengas presente estos otros aspectos:

  • Buena presencia
  • Aseo impecable
  • Actitud positiva y alegre

Una entrevista de trabajo es un conjunto de factores que, una vez se han unido, hacen la ensalada perfecta de ingredientes para que el entrevistador, nos considere el candidato perfecto para la empresa.

¿Cómo podemos hacer una carta de recomendación?

Cartas-de-recomendacion

En otra publicación anterior ya hemos hablado acerca de lo que es una carta de recomendación personal. La carta de recomendación es un documento escrito en el que se reflejan las actitudes de una persona pero no dichas por él mismo, sino por quien lo ha evaluado es decir, recoge opiniones y demás anotaciones que ha hecho el individuo que anteriormente ha compartido con él cualquier tipo de detalle profesional: han trabajado juntos en la misma empresa o departamento, estudiaron al mismo tiempo en la escuela o curso profesional, etc.

Cartas-de-recomendacion

Estructura para hacer una carta de recomendación

Todo documento que escribamos debe ceñirse a una estructura determinada y, si ese documento del que estamos hablando en cuestión es una carta de recomendación, nos encontramos ante algo que puede formar parte de la decisión final del candidato por eso en esta publicación, queremos enseñarte a hacer correctamente una carta de recomendación:

Primeramente, debes reunir toda la información que sea necesaria sobre la persona que vas a recomendar por eso, si no estás muy seguro, lo mejor es que te hagas con el currículum vitae y la vida laboral en general de la persona que estás recomendando; recuerda que cualquier tipo de información puede ser relevante.

Dicho esto, pasamos a elaborar la estructura de cualquier carta de recomendación:

Primer párrafo

En este primer párrafo de la carta de recomendación lo que debemos exponer es de qué conocemos a la persona que estamos recomendando y por qué estás cualificado para hacerla tú: por ejemplo, si has trabajado con él en el mismo departamento.

Segundo párrafo

Este segundo párrafo de la carta de recomendación recoge todo lo referido al candidato es decir, en él debemos anotar por qué este es la persona idónea para el puesto, cuáles son sus virtudes y los conocimientos que lo diferencian del resto de candidatos que hay en el proceso de selección.

Tercer párrafo

Este último punto de la carta de recomendación incluye la información sobre la forma en que coinciden las aptitudes de la persona que estamos recomendando con las aptitudes que necesita el puesto en cuestión. Para este apartado final es muy importante que pidas una copia del currículum y conozcas bien las características y valores que tiene el individuo además de cómo saber responder ante cualquier situación.

En definitiva, toda la información que se pueda recopilar de una persona, será buena para hacer una carta de recomendación tal y como la pide el demandante. Recordemos que con las cartas de recomendación personal únicamente estamos tratando de ayudar al individuo acerca del cual escribimos.

Las cartas de recomendación por lo general, suelen ser un documento de apoyo a nuestro currículum vitae. Cuando hacemos una entrevista o estamos para pasar un proceso de selección, cualquier dato en nuestro beneficio que podamos aportar será interesante en este caso, la carta de recomendación es un ejemplo infalible para superar con creces nuestra prueba.

Hacer-carta-de-recomendacion

¿Cómo puedo hacer una carta de recomendación personal?

Una carta de recomendación debe estar redactada de manera muy profesional, con detalles muy concisos y sin faltas de ortografía; debemos recordar que este tipo de documento va dirigido a una entidad o potencia importante, ya que es la siguiente de la que el candidato querrá formar parte por eso, debemos dar lo mejor de nosotros mismos.

En la carta de recomendación o de referencia debemos incluir la lista de logros que tiene la persona que estamos recomendando para que quien la recibe, sea consciente de lo mucho que vale el candidato y sobre todo, de que es la persona ideal para el puesto.

¿Quién debe hacer una carta de recomendación?

A primera vista, cualquier persona podría escribir la carta de recomendación. Sin embargo, es muy importante que quien se decida a hacerlo, sea un individuo o entidad que previamente haya trabajado con el protagonista de la carta de recomendación.

Este punto que comentamos es muy importante, ya que aquel que está desarrollando la carta de recomendación debe ser consciente de toda la valía que tiene el candidato.

La persona que se decide a hacer una carta de recomendación tiene que convencer, atraer e impactar a quien la está leyendo. Por lo general, este documento es una pieza decisiva, que junto con el currículum vitae, pueden determinar que el individuo al cual estamos recomendando sea el elegido para el puesto.

Errores que no puedo cometer al hacer una carta de recomendación

Como ya hemos visto, ni todas las personas estamos capacitadas para hacer una carta de recomendación, ni hacer una carta de estas características es algo extremadamente sencillo; por un lado, debemos tener un sentido de la redacción impecable: no cometer faltas de ortografía, no tener incoherencias estructurales, ser limpios a la hora de escribir y sobre todo, tener los conocimientos necesarios acerca de la persona a la que estamos recomendando.

Ya hemos puntuado anteriormente también que la carta de recomendación está destinada a ayudar a una persona a encontrar trabajo por tanto, si sabemos que hay algún aspecto negativo (siempre y cuando no sea de un peso que pueda perjudicar a la nueva empresa en la que va a trabajar) de esa persona es conveniente que no hagamos mención al mismo, ya que por mínimo que sea, puede repercutir negativamente en la decisión final de la entrevista o proceso de selección e incluso, en lo que se refiere a su carrera profesional en general.

Conseguir-trabajo

¿Puedo conseguir un trabajo sin necesidad de una carta de recomendación?

Sí, la carta de recomendación es sencillamente un documento adicional que te dará más puntos positivos a la hora de optar por un empleo. No obstante, el único documento que por obligación te exigen en casi todos los procesos de selección, es el currículum vitae por tanto, la carta de recomendación, vista desde esta perspectiva, no es necesaria para que superes una entrevista de trabajo.

A favor de la carta de recomendación debemos decir que, como documento opcional, sí te da muchas más posibilidades a la hora de conseguir un trabajo puesto que, se entiende que la ha escrito una persona o entidad que anteriormente a trabajado contigo y que ha quedado muy contento con tu trabajo.

Tipos de entrevistas de trabajo en la actualidad

Tipos-de-entrevistas

Todos estaremos de acuerdo en que las entrevistas son uno de los elementos fundamentales para hacernos con un puesto de trabajo. La entrevista ha ido evolucionando con el paso del tiempo de tal forma que, hoy en día, podemos encontrarnos con muchos tipos de entrevistas cuando antes, en los comienzos, únicamente teníamos un modelo y, de alguna manera, teníamos que aferrarnos a este y lidiar la situación con la mayor naturalidad posible.

Tal vez sea cierto que en un principio, cuando se comenzó a usar esta metodología, era mucho más sencillo enfrentarse a una entrevista de trabajo simplemente, porque resultaba mucho menos complicado pero también debemos saber que hoy en día, disponemos de muchos más conocimientos y cursos de preparación que nos ayudan a tener una visión más específica de qué es lo que busca una empresa en un candidato y sobre todo, nos sirven para afrontar todos los tipos de entrevistas que podamos encontrarnos en el camino.

Tipos-de-entrevistas

¿Quieres conocer cuáles son los tipos de entrevistas más conocidas?

En primer lugar, para conocer los tipos de entrevistas de trabajo que existen debemos separarlas en dos grupos distintos; por un lado, tenemos los modelos de entrevista según el número de participantes y por otro, el modelo de entrevista según el procedimiento que se siga al hacerla.

Tipos de entrevistas según el número de participantes:

  • Entrevista individual: En este tipo de entrevistas, la persona que es citada para el encuentro y el entrevistador se ven cara a cara sin ningún intermediario. Nos encontramos ante uno de los tipos de entrevistas más populares y es que en ella, el entrevistador puede hacerte cualquier pregunta que considere necesaria y beneficiosa para el puesto demandado. Normalmente está desarrollada ante el currículum vitae del candidato, ya sea en papel o en formato digital.
  • Entrevista de panel: Esta entrevista es muy similar a la anterior pero con la diferencia de que no tendremos un solo entrevistador sino varios. El encuentro estará formado por más de una persona por tanto, todas y cada una de ellas podrán participar haciendo preguntas si lo creen oportuno. El personal que forma el conjunto de la entrevista suele estar formado por al menos una persona perteneciente al departamento de Recursos Humanos que son los especialistas en la selección de personal para una empresa y los que conocen los perfiles de los candidatos que se presentan perfectamente.

Todos-los-tipos-de-entrevistas

  • Entrevista en grupo: Este tipo de entrevista suele ser una de las que más incomoda por lo general en unos casos y de las que más relajan en otros casos diferentes. Las entrevistas en grupo son en cierta medida, similares a las entrevistas de panel solo que en este caso, son los candidatos quienes superan el número a los entrevistadores. Por lo general, podemos encontrarnos ante un grupo de personas que son candidatas al puesto que van pasando por tandas para ser entrevistados o que en cambio, se les hace la entrevista a todos de una vez. Los entrevistadores pueden ser también más de uno pero no necesariamente en este caso.

Tipos de entrevistas según el procedimiento a seguir:

  • Entrevista estructurada: Esta entrevista es la más tradicional de todas y está basada en un cuestionario que ha sido previamente estudiado y meditado para que todo salga según lo planeado cuando nos encontremos ante el candidato. En esta entrevista, se hacen preguntas al entrevistado para que las conteste lo mejor posible y de esta forma, sacar una conclusión acerca de lo que está dispuesto a ofrecer por la empresa y el interés real que tiene por el trabajo que se demanda.
  • Entrevista no estructurada: Este tipo de entrevistas nunca está organizada por lo general, lo que nos encontramos es una serie de preguntas que están combinadas entre lo que el entrevistador se prepara para preguntarnos en el encuentro y lo que se le va ocurriendo en el momento de la entrevista misma de esta manera, hace la comunicación mucho más libre y natural y la persona que está siendo entrevistada no se siente tan presionada ante la frialdad del diálogo típico de una pregunta-respuesta y viceversa.
  • Prueba de tensión: De todos los tipos de entrevistas este quizás, resulte ser el más extraño de encontrar y es que cuando estamos ante algo como esto puede que nos asustemos y que nos pongamos tan tensos, que no nos salga bien la prueba pero, ¡tranquilo! precisamente, esta es la intención verdadera de la entrevista. El entrevistador cogerá al candidato e intentará ponerlo en situaciones de verdadero compromiso para que, de alguna manera, se sienta con ganas de abandonar. Este método se utiliza sobre todo en procesos de selección que optan por un puesto en el que tendrán que defender y soportar mucho estrés y tensión tal y como su nombre indica así, el entrevistador, sabrá si es el candidato perfecto para el puesto.

Las-entrevistas-de-trabajo

Como vemos, ahora existen un mayor número de tipos de entrevistas a las que enfrentarnos por eso, es importante que las conozcamos todas y cada una de ellas porque en un proceso de selección, nos pueden sorprender con cualquiera de ellas.

¿Cómo puede calmar mis nervios ante una entrevista de trabajo?

Todos aquellos que alguna vez nos hemos expuesto ante una entrevista de trabajo, hemos sentido ciertos nervios: la incertidumbre, el desconocimiento o el miedo al bloqueo son algunos de los puntos que pueden perjudicarnos de cara a una entrevista de trabajo. Sin embargo, es muy importante que intentes estar lo más tranquilo posible para cuando llegue la hora de enfrentarte a la entrevista en cuestión.

A continuación, queremos darte algunos consejos que seguro te favorecerán de cara a una entrevista de trabajo:

  • Ir descansado a la entrevista
  • No tomar ninguna bebida estimulante o algo que altere el organismo
  • Viste de manera cómoda pero bien presentado
  • Date un baño relajante antes del encuentro
  • Ensaya en casa pero sin obsesionarte
  • No mientas
  • No trates dar una imagen de ti que no es o no existe
  • No inventes por conseguir el trabajo

Si no prestamos la atención necesaria a cada uno de estos puntos que hemos mencionado, quizás el éxito en nuestra entrevista de trabajo sea mucho más complicado por eso, es muy importante que lo pensemos detenidamente y tengamos muy en cuenta estos guiones que acabamos de nombrar.

Cartas de recomendación personal

Cartas-de-recomendacion-personal

Las cartas de recomendación personal son, tras nuestro currículum vitae, el documento de presentación mejor valorado por una empresa. Cuando vamos a una entrevista o estamos ante un proceso de selección en ocasiones, el entrevistador nos pide que le traigamos una carta de recomendación personal esta, nos indica los valores personales y profesionales que tenemos y que hemos adquirido y puede llegar a jugar un papel muy importante en nuestro proceso de selección.

¿Qués son exactamente las cartas de recomendación personal?

Las cartas de recomendación personal son un documento en el que una persona que ha trabajado o estudiado con el profesional al que se le hace la entrevista o que está pendiente de un proceso de selección hace como su nombre indica, una recomendación personal de este individuo para que pueda llegar a la otra empresa con una referencia que le destaque por encima de los demás y que lógicamente, le sirva de cara a la selección a que sea el mejor candidato para el puesto.

Cartas-de-recomendacion-personal

¿Realmente sirve una carta de recomendación personal?

Sí, las cartas de recomendación personal suelen ser muy útiles para conseguir los puestos de trabajo eso sí, debemos tener en cuenta que no todos los trabajos requieren una carta de recomendación personal del mismo nivel es decir, debemos presentarla siempre y cuando el puesto a cubrir sea de nuestra categoría, de aquello que hayamos estudiado o de lo que queremos trabajar en un futuro.

Por ejemplo, si estamos optando a un puesto de ingeniero informático o de gestor de empresas y nuestros estudios o aquello a lo que siempre hemos soñado dedicarnos y por lo que hemos estudiado es alguno de estos puestos, lo mejor es que solicitemos las cartas de recomendación personal para que tengamos muchos más puntos de cara a la selección y a ser el candidato perfecto.

En cambio, si lo que vamos a hacer es optar para un trabajo temporal de camarero, por ejemplo la carta de recomendación personal a no ser que se trate de un caso muy específico, no tendrá mucha relevancia, ya que con el currículum vitae tendremos bastante incluso, en algunas ocasiones bastará con hacer unas pequeñas prácticas para que el responsable vea que realmente sirves para este trabajo.

¿Puedo pedir yo mismo las cartas de recomendación personal?

Sí, usted mismo puede solicitar una carta de recomendación personal si lo desea siempre y cuando el trato en el trabajo haya sido aceptable y gratificante por ambas partes es decir, que usted haya desempeñado su trabajo con total actividad fructífera y que la persona que le haya contratado haya quedado contento con el trabajo que realizó porque de no ser así, pedir una carta de recomendación personal es un tanto inútil.

Hacer-cartas-de-recomedacion-personal

No obstante, la carta de recomendación personal no deja de ser opcional, ya que lo que realmente cuenta cuando estamos hablando de un documento que detalle todo lo relacionado con nuestra trayectoria laboral y/o académica es nuestro currículum vitae porque es donde realmente se ve toda la experiencia detallada y estructurada además de nuestras cualidades personales que indican que somos las personas adecuadas para cubrir el puesto.